Teléfono de contacto: 606 670 621

info@fundacioncreality.org

Teléfono de contacto: 606 670 621

info@fundacioncreality.org

Del Análisis a la puesta en Marcha de un programa de TAA. 

Del Análisis a la puesta en Marcha de un programa de TAA. 

 

En el pasado blog sobre la presentación de esta sección, me centré en hablar de conceptos clave a la hora de enfocar una IAA desde el ámbito de la Terapia Ocupacional con el fin de promover la autonomía personal y vida independiente.

 

Hoy vamos a profundizar un poco más. ¿Cómo me planteo un programa de IAA desde la autonomía personal?

 

Normalmente partimos de una necesidad o de una limitación. Esta podría ser en la participación social, en la realización de actividades de la vida diaria, o incluso, a la hora de saber ocupar tu tiempo libre y encontrar actividades de ocio. No tiene porqué ser solo una y, de hecho, pocas veces lo es, pero antes de volvernos locos pensando en una lista eterna de objetivos, tareas, capacidades y limitaciones, es fundamental saber priorizar y empoderar a nuestro usuario.

 

“Perder una habilidad física y/o cognitiva o simplemente no haberla adquirido puede compensarse y camuflarse en nuestro día a día”

 

Por ejemplo, la falta de fuerza en un brazo la compensamos usando el otro o pidiéndole a una tercera persona que nos ayude, pero si ésta nos afecta a la hora de desarrollar una actividad importante como ir a trabajar, conducir o realizar las tareas domésticas, no nos queda otra que buscarle solución y ver qué podemos hacer. Probablemente esa alteración estructural o funcional no sólo afecte a una actividad de nuestro día a día, sino que notaremos esa limitación a lo largo de la jornada en distintas tareas que antes realizábamos de manera automática.

 

Así que partamos de conocer realmente en qué le está afectando y, siendo este el primer paso, hagamos una lista de en qué tareas nota esa dificultad y cómo lo compensa, ya luego analizaremos si es lo más recomendable o si hay que reentrenar esas habilidades.

 

Una vez desarrollada esa lista y hecho el análisis, ya podemos ponernos a trabajar y, aquí, la clave de cuando planifiquemos una Intervención en Autonomía personal a través de la Terapia asistida con animales, el desarrollo de SUS FASES:

 

Fase 1. Adquisición, promoción o aumento de las destrezas y habilidades.

Fase 2. Implementación de las habilidades desarrolladas en cadenas de comportamiento sencillas.

Fase 3. Role-play y presentación del espacio. Con apoyos.

Fase 4. Ejecución de la actividad sin apoyos.

 

Iremos definiendo cada una en la próxima entrada de nuestro blog.

 

¡Otra realidad es posible!

 

Elena Jareño

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies